Día a día

El día a día en la escuela se rige por dos tipos de tiempos, unos fijos y concretos y otros flexibles y cambiantes. Los primeros corresponden a todo lo que tiene que ver con las certezas, lo que sabemos seguro que pasará a diario y que nos da seguridad. Los segundos tienen que ver con el fluir del día a día, con el juego espontáneo, los descubrimientos, las nuevas relaciones que surgen, las propuestas inesperadas… Nuestro día a día en MA es el diálogo entre unos y otros.

A continuación, detallamos los tiempos más fijos correspondientes a las rutinas que llevaremos a cabo entre todos cada día. El resto del tiempo intentaremos fluir al máximo con las necesidades del grupo y cada una de las niñas y niños que lo forman.

A partir de las 8.50 la escuela está abierta para las niñas, los niños y las familias que lo necesiten. Si se desea, las familias pueden compartir un rato con sus hijas o hijos y las educadoras en el espacio hasta las 9.30. Entre las 9.45 y no más allá de las 11.00 las niñas y los niños tienen a su alcance fruta para poder desayunar si tienen hambre.

Hacia las 12.00 los más pequeños se preparan para ir a comer después de haberse lavado las manos y puesto mesa. Cuando terminan, comienza el ritual de descanso. Los más mayores comen a la 13.00. Luego los que lo necesiten, pueden descansar y los que no, pueden seguir jugando en los ambientes preparados.

Hacia las 15.00 la escuela abre las puertas a las familias que quieran recoger a sus hijas e hijos o que quieran pasar un rato en el espacio. Es el momento en que nos despedimos con una canción, un cuento o hablando de algún tema relevante para el grupo. A las 15.30 finaliza la jornada escolar aunque, para las familias que lo necesiten, las niñas y niños podrán estar en MA hasta las 16.30.